Un adhesivo en tu mano que envía alertas médicas

Mark Kendall

Tras crear un parche de vacuna indoloro, el científico australiano Mark Kendall está desarrollando dispositivos microponibles que envían detecciones precoces cuando los pacientes experimentan sucesos como ataques cardíacos.

Para el ingeniero biomédico Mark Kendall, un primer esfuerzo por utilizar la tecnología espacial para mejorar la administración de las vacunas se ha convertido en una misión para revolucionar la medicina moderna al adaptar el tratamiento según las necesidades del individuo.

Kendall ganó el Premio Rolex a la Iniciativa en 2012 por su trabajo en el Nanopatch, un autoadhesivo más pequeño que una uña que lleva 20 000 espículas diminutas e invisibles cubiertas con un polvo de vacuna liofilizada, lo justo para penetrar la capa externa de la piel y alcanzar las células clave del sistema inmunitario. Como la vacuna no necesita refrigeración, la puede administrar cualquiera, en cualquier lugar.

Los Premios Rolex a la Iniciativa han permitido al científico australiano poner a prueba su efectivo e indoloro parche de vacuna en las difíciles condiciones de la rural Papúa Nueva Guinea. El éxito de estos ensayos de campo le han llevado a tener el apoyo de la Organización Mundial de la Salud, de la Fundación Bill y Melinda Gates, y de varias grandes empresas farmacéuticas.

Lo que Rolex me permitió fue saltarme el modelo clásico de innovación.Mark Kendall

Actualmente, se están llevando a cabo ensayos clínicos con el parche para varias enfermedades, incluida la gripe pandémica, el sarampión y la polio. «Estoy seguro de que este viaje no habría ocurrido sin el efecto cataclísmico de los Premios Rolex a la Iniciativa», reflexiona Kendall. «Lo que Rolex me permitió fue saltarme el modelo clásico de innovación, donde primero desarrollas y pones a prueba tu tecnología en el mundo desarrollado y, al final, después de varios años se vuelve lo suficientemente económica como para usarla en los países en vías de desarrollo».

Reflexionar sobre los parches, lo económicos, prácticos y fáciles que son de utilizar, llevó a Kendall a su siguiente descubrimiento: un dispositivo microponible. «Un miembro de mi familia había tenido dos ataques cardíacos y pude ver por lo que estaba pasando. Estaba desconcertado por lo rudimentario que parecía todo». Empezó a preguntarse si era posible detectar un ataque cardíaco antes de que pasase y parar en seco al asesino más letal del planeta.

Sus dispositivos, con la marca WearOptimo, son discretos triángulos de plástico en capas que se adhieren a la piel como una tirita. Entre sus capas hay un conjunto de sensores electrónicos inteligentes que detectan lo que ocurre en el cuerpo de quien los lleva puestos e informan directamente al teléfono móvil del paciente, a su médico o al hospital. Hasta la fecha, están en desarrollo tres diferentes dispositivos microponibles, y se irán ampliando.

Cuando un paciente cardíaco empieza a sufrir daños en el tejido muscular del corazón, las células muertas liberan una sustancia química, la troponina, hacia el flujo sanguíneo. El dispositivo cardíaco WearOptimo detecta esto y monitoriza su aumento, proporcionando una detección precoz del ascenso gradual hacia un suceso potencialmente letal. Esto permite a los médicos actuar a tiempo para salvar una vida.

Para Kendall, desarrollar el concepto WearOptimo le ha proporcionado un importante conocimiento; es el «recorrido» del paciente desde la enfermedad hasta la cura lo que decide a veces lo rápido y bien que se recupera. Al monitorizar constantemente los signos vitales e indicadores, sus dispositivos permiten a los médicos hacer un tratamiento a medida para adaptarse a cada paciente mientras progresan en su enfermedad. Esto está generando nuevas aplicaciones para el dispositivo en la quimioterapia del cáncer y en la optimización del tratamiento de pacientes de Covid-19.

Kendall atribuye gran parte de su éxito a la innovación médica para trabajar en las disciplinas científicas y técnicas. «Las buenas ideas pueden venir de cualquier parte. Algunas de las mejores ideas vienen de gente que está fuera de un campo determinado», comenta.

Inventor prolífico, su trayectoria incluye 130 pacientes, 2 mil millones de dólares en valor médico generado, siete licencias comerciales importantes y la mentoría de 40 estudiantes.

Los Premios Rolex a la Iniciativa me animaron a ser más innovador y valiente en lo que emprendía.Mark Kendall

«Los Premios Rolex a la Iniciativa me animaron a ser más innovador y valiente en lo que emprendía. También me puso en contacto con las personas más increíbles, incluyendo a expertos que ven más allá del horizonte en los retos que están por venir».

Los Premios Rolex a la Iniciativa forman parte de la iniciativa Perpetual Planet de la marca, en la que Rolex busca preservar los ecosistemas de la Tierra y el bienestar humano al ir más allá de los límites conocidos por la humanidad en exploración, ciencia y tecnología: reflejando ese espíritu con sus nuevos dispositivos, Kendall está abriendo el camino hacia una humanidad más saludable.

PUBLICADO EN 2012

La revolución de las vacunas

Leer el artículo original

Ver todos los proyectos

Programa

Premios Rolex a la Iniciativa

Descubra más