Call to Earth

Kerstin Forsberg sobre porqué debemos proteger nuestro océano

(CNN) — A Kerstin Forsberg le ha fascinado el océano desde que era niña.

Tras finalizar su grado, la bióloga peruana empezó a trabajar en un proyecto para proteger a las tortugas marinas en el norte del país.

Por Nell Lewis, CNN
Fecha de publicación: mayo de 2021icon-clockTiempo de lectura: 2 min 43 s

Dos años más tarde, en 2009, Forsberg fundó «Planeta Océano», una organización que pretende educar a las comunidades locales para cuidar del océano. Su trabajo con las mantarrayas gigantes condujo a que el gobierno de Perú concediese la protección legal de las especies.

A través de Call to Earth, la CNN informa sobre los desafíos medioambientales a los que se enfrenta nuestro planeta, junto con las soluciones. Forsberg será editora invitada para Call to Earth mientras la serie explora temas relacionados con el océano, aportando su experiencia y encargando artículos sobre el tema.
CNN ha hablado con Forsberg sobre su pasión por el océano, la importancia de este para la humanidad y las medidas que tenemos que tomar para mantenerlo sano.

La siguiente entrevista ha sido editada por razones de longitud y claridad.


CNN: ¿De dónde viene su pasión por el océano?

Kerstin Forsberg: Siempre he vivido cerca de la costa. Soy de Lima, la capital de Perú, que está justo en frente del océano. Cuando tenía 3 años, mis padres se mudaron a Vancouver, en Canadá, que también está en la costa. Fueron mis padres los que me inculcaron ese amor por lo que nos rodea y por el medio ambiente. La pasión que he tenido desde que era una niña y ese interés legítimo y preocupación por el medio ambiente me ha seguido a lo largo de mis estudios y mientras crecía.

CNN: Ha trabajado en la conservación marina toda su vida adulta. ¿Por qué siente esa necesidad de proteger el océano?

Kerstin Forsberg: Hay varias razones por las que debemos proteger el océano. En primer lugar, simplemente porque el océano es fuente de vida en nuestro planeta. Ninguno de nosotros estaría aquí hoy si no existiera el océano. Nos proporciona más del 70 % del oxígeno que respiramos. Nos proporciona un clima habitable. Nos proporciona recursos para la subsistencia, para nuestro sustento.

Cuando tenía 22 años, tras terminar la carrera de biología, empecé un pequeño proyecto comunitario para la conservación de las tortugas marinas en peligro de extinción en el norte de Perú. En un mes, más de 100 voluntarios locales informaron sobre varamientos de tortugas marinas y los pescadores informaron sobre tortugas marinas enredadas en sus redes de pesca. Me abrió los ojos sobre cómo las comunidades dependen de un océano saludable.

CNN: ¿Por qué creó Planeta Océano, y cuál es su misión?

Kerstin Forsberg: Para mí, las tortugas marinas se convirtieron en la punta del iceberg. Había mucho más por hacer. A pesar de que mi proyecto estaba terminando, sentí esa clara responsabilidad de hacer más, y así es como empezó Planeta Océano. Lo que hace Planeta Océano es unir a las personas y empoderarlas para conservar el medio marino. Nos centramos en la investigación, en la educación y en el desarrollo sostenible.

El trabajo en torno a la educación tiene como objetivo aumentar la alfabetización oceánica y la educación marina en las escuelas. Creamos la Red de Educadores Marinos (Marine Educators Network) que, a lo largo de los años, ha ganado la participación de más de 50 escuelas locales en Perú. Enseña a los docentes a trabajar juntos con los jóvenes, creando soluciones a los desafíos ambientales que encuentran en sus comunidades costeras.

Pero no es suficiente investigar o educar, es necesario pensar en soluciones creativas que puedan respaldar los medios de vida de estas comunidades empobrecidas y puedan ofrecer alternativas a los pescadores artesanales. Por ejemplo, hemos estado trabajando con los pescadores para crear el ecoturismo de mantarrayas y el ecoturismo comunitario, ya que esto sirve no solo para que los pescadores contribuyan a la conservación, sino también para desarrollar ingresos adicionales que realmente les benefician a ellos y a sus comunidades.

CNN: Cuéntenos más sobre su trabajo con las mantarrayas gigantes. ¿Por qué esta especie es vulnerable y por qué decidió centrar su trabajo en ella?

Kerstin Forsberg: En el pasado, las mantarrayas no eran una prioridad de conservación en Perú. No estaban protegidas legalmente, no eran una prioridad de conservación para el gobierno, los científicos o la comunidad, y estaban siendo faenadas.

Empezamos con un estudio de investigación pequeño con pescadores y voluntarios locales y socios locales e internacionales para comprender la mortalidad a la que se enfrentaban las mantarrayas, y encontramos que aproximadamente una docena de mantarrayas habían sido capturadas por la pesca local en menos de un año. Esta cifra, a pesar de ser baja, era bastante preocupante porque las mantarrayas tienen normalmente poblaciones pequeñas y se reproducen muy lentamente, solo tienen una cría cada dos a siete años. Nos enfrentábamos a una especie que podría estar realmente amenazada y puesta en riesgo debido a esta continua sobreexplotación.

Si queremos asegurarnos de que el océano esté sano, debemos pensar en todas las distintas especies que habitan en él. Trabajar con estas especies carismáticas, y comprenderlas, nos llevará a querer cuidar del océano en su conjunto. Si te importan las mantarrayas gigantes, quieres que vivan en un océano sano. Y por lo tanto querrás compartir ese océano sano con la mantarraya también.

CNN: ¿Cuáles son los problemas críticos a los que se enfrenta el océano ahora, y qué medidas necesita tomar el mundo para protegerlo?

Kerstin Forsberg: Hay muchos desafíos a los que se enfrenta el océano ahora mismo, pero para decirlo de una manera muy simple, en primer lugar está todo lo que echamos al océano. Estamos echando todos nuestros desechos, incluyendo plásticos de un solo uso y microplásticos.

Aparte de la contaminación, está también todo lo que estamos sacando del océano: la pesca insostenible, ilegal o no declarada. Hay un conocimiento limitado por parte de los consumidores respecto a lo que comen y a la rastreabilidad de esos productos.

Luego están las amenazas que se producen por el cambio climático —por ejemplo, los hábitats cambian y las especies tienen que emigrar, o la acidificación del océano afecta a los arrecifes de coral y a los manglares. Creo que las personas tienen que reconocer que todos pueden participar sea cual sea su papel. No solo se trata de los científicos, el gobierno o las empresas, sino de hablar unos con otros y avanzar.

CNN: ¿Cuál cree que es la clave para una conservación de larga duración?

Kerstin Forsberg: Si se quiere desarrollar un cambio para la conservación del medio marino, se trata realmente de empoderar a la población local y crear un sentimiento de propiedad. Se trata principalmente de las personas. Por supuesto, es fundamental contar con una política, una aplicación y una regulación, y es muy importante contar con prácticas empresariales y científicas sostenibles. Pero hay que mirar a los diferentes sectores de la sociedad e identificar cómo puede contribuir cada uno.

Nuestro medio ambiente tiene tantos desafíos diferentes que es muy importante buscar soluciones desde un enfoque holístico, para asegurarse de que la población local tenga una voz y una oportunidad para crear un cambio. Si hablamos de entornos marinos, es sobre los pescadores locales que están ahí fuera mirando el mar cada día, de comprender y ver las cosas desde su punto de vista. Es sobre escuchar.

Serie de colaboraciones

Call to Earth

Descubra