Andrew MuirNaturaleza y educación

Fecha de publicación: 2008clockTiempo de lectura: 50s
scroll-down

El conservacionista sudafricano Andrew Muir está aprovechando los recursos del mundo natural para apoyar a los jóvenes que han quedado huérfanos a causa del SIDA, mejorar sus vidas y ayudarles a encontrar trabajo y desarrollar sus capacidades.

UbicaciónSudáfrica

En el año 2006, Andrew Muir era el CEO de la Wilderness Foundation Africa. Desde ese cargo, Muir creó el programa Umzi Wethu (Nuestro Hogar) para ofrecer formación y empleo en el sector del ecoturismo a jóvenes con pocas posibilidades de encontrar ocupación. Gracias a esta iniciativa, esos jóvenes aprendieron a trabajar por ejemplo como guardaparques o cocineros para turistas. El programa Umzi Wethu también proporciona enseñanza de conocimientos para la vida diaria, asesoramiento de bienestar, tutorías personalizadas y experiencia en entornos naturales.

Es muy gratificante ver que alguien considerado como un caso perdido para la sociedad, o como una persona altamente vulnerable e incapaz de acceder al mercado laboral, ahora puede ganar 8 000 rands (540 dólares) o más, ayudar a su familia y pagarse sus estudios superiores.

«Yo sabía que la única forma de lograr que Umzi Wethu funcionara era establecerlo como un programa exhaustivo y de larga duración», explica Muir. «Al fin y al cabo, la vulnerabilidad de muchos de estos huérfanos se ha ido gestando durante 18 años, de que hace falta un enfoque realmente intenso y con una perspectiva muy amplia para darle la vuelta a la situación».

Hasta ahora, 300 jóvenes se han graduado en el curso de 50 semanas que se imparte en las tres academias de Umzi. El 92 % de ellos ya ocupa puestos de trabajo, y el 85 % mantiene esos puestos o accede a mejores empleos un año después. Muir ha creado un programa gemelo llamado Umzi Wethu Siyazenzela con el objetivo de ayudar a muchos más jóvenes. Este programa no residencial dura 16 semanas, e incluye aspectos de «preparación para el trabajo y habilidades para la vida» similares a los de Umzi Wethu. Cada año ingresan unos 300 estudiantes en el programa Siyazenzela.

  • 60 %

    Porcentaje de jóvenes inscritos en Umzi Wethu que quedaron huérfanos a causa del SIDA

  • 92 %

    Porcentaje de graduados en las academias de Muir que han logrado una integración positiva en el mercado laboral

Programa

Premios Rolex a la Iniciativa

Descubrir

Compartir esta página