Makoto MuraseUn regalo caído del cielo

Fecha de publicación: 2002clockTiempo de lectura: 40s
scroll-down

En muchas ciudades del mundo, la lluvia se considera un estorbo que hay que drenar rápidamente. Pero en Tokio no es así. Gracias a un funcionario jubilado, los habitantes de esta ciudad ven el agua de lluvia como un bien valioso que hay que almacenar y utilizar para la vida diaria.

UbicaciónJapón

Makoto Murase ha sido pionero en el reciclado de agua de lluvia urbana (él la llama «agua del cielo») mediante un sistema de depósitos de recogida en edificios, y ha pasado a ser un defensor mundial de la reutilización de este valioso recurso.

Cuando el agua de lluvia pasa al alcantarillado, se convierte en una inundación. Si la recoges, se convierte en un recurso.

Tras jubilarse de su puesto en el ayuntamiento de Sumida City (Tokio) en 2009, Murase ha hecho de la recogida de aguas pluviales la obra de su vida. En gran medida gracias a sus esfuerzos, más de 1 000 edificios en Tokio reciclan ahora el agua de lluvia, principalmente para usos no potables como los jardines o las cisternas de los retretes. Solo en Sumida City, el número total de edificios era de 600 en 2015. Decenas de miles de personas se han beneficiado de este proyecto. En su calidad de Director Ejecutivo del Institute for Sky Water Harvesting (Instituto para la recogida de aguas pluviales), Murase fundó una organización similar en Bangladesh, donde está intentando distribuir tecnología sencilla de recogida de agua de lluvia para ayudar a solucionar la crisis del agua. Un símbolo de sus logros es el Tokyo Skytree, la torre de radiodifusión más alta del mundo y uno de los sistemas de aprovechamiento de agua de lluvia más grandes de Japón.

  • 1000

    Número de edificios en Tokio que reciclan las aguas pluviales

  • 2635

    Capacidad del depósito de almacenamiento del Tokyo Skytree en toneladas de agua

Programa

Premios Rolex a la Iniciativa

Descubrir

Compartir esta página