Los colores de Groenlandia se oscurecen

Joseph Cook

Una nueva vida desconocida florece en el caparazón glacial de Groenlandia, cubriendo miles de kilómetros cuadrados de inmaculado paisaje blanco con una misteriosa pátina de verdes, rojos, marrones, púrpura y negro.

Para el microbiólogo glaciar británico, Joseph Cook, el desarrollo de un bosque de vida microscópica en el Ártico, el cual se calienta a gran velocidad, no solo representa un misterio lleno de belleza, sino también una amenaza. Los colores reflejan los cambios imprevistos provocados por la actividad humana en el planeta y los peligros del aumento acelerado del nivel del mar, sumergiendo las ciudades costeras del mundo.

En 2016, Cook fue nombrado Joven Laureado Rolex por su investigación pionera en el campo de la microbiología glaciar. Durante los últimos cuatro años, ha arrojado luz sobre el papel de los microorganismos en el deshielo de los casquetes glaciares del planeta en el Polo Norte y Sur y en los glaciares de las montañas altas. A medida que las emisiones de dióxido de carbono causadas por el hombre calientan el planeta, la vida microbiana florece, tiñendo brillantes extensiones de hielo con colores más oscuros.

«Grandes zonas del Ártico y del Antártico son actualmente coloridas y oscuras, y los colores oscuros reciben más calor del sol, por lo que esas zonas se derriten con más rapidez», explica Cook. «Si podemos usar drones, aviones y satélites para ver qué procesos son la causa del oscurecimiento, entonces podremos empezar a construir un modelo capaz de proyectar ese oscurecimiento en el futuro. Con esa información, tenemos la posibilidad de empezar a pensar en cómo mitigar o reducir ese riesgo».

Con los fondos de su Premio Rolex a la Iniciativa de 2016, Cook ha diseñado y construido un dron científico capaz de medir extensiones remotas de Groenlandia inexploradas por el ser humano, mientras que su laboratorio ha aportado nuevas perspectivas sobre cómo prospera la vida en uno de los entornos más hostiles de la Tierra.

«Ahora disponemos del equipo y de las herramientas para ampliarlo por todo el planeta», afirma. «Tenemos nuevas explicaciones sobre cómo la vida microscópica oscurece los glaciares y los casquetes de hielo del tamaño de continentes enteros. Actualmente contamos con mejores fundamentos para modelos más precisos que nos indiquen cómo van a cambiar las cosas en el futuro y los riesgos planteados a nivel mundial».

El ritmo actual del deshielo podría aumentar los niveles del océano varios metros para 2100, desplazando a más de 300 millones de personas de sus hogares en ciudades como Nueva York, Shanghái, Tokio, Róterdam, Londres, Río y Calcuta. Hasta ahora se desconocía en gran parte la influencia de la biología en el ritmo del deshielo.

La investigación de Cook explora este peligro oculto. Lo que aprende de su trabajo sobre el terreno y a lo largo del vasto casquete glaciar de Groenlandia puede, con satélites y superordenadores, ampliarse al estudio de todo el hielo y la nieve de la Tierra. A su vez, esto proporcionará una imagen mucho más clara del cambio global, y cómo afecta a cuestiones críticas como el aumento del nivel del mar, los recursos hídricos, la seguridad humana y la salud medioambiental.

Su proyecto es el centro de la iniciativa Perpetual Planet de Rolex, que apoya a científicos y exploradores a la vanguardia de la búsqueda para entender y proteger el medioambiente.

Aunque los humanos se pongan de tu parte, eso no significa que sus líderes —políticos y de negocios— lo estén también. Ese es el verdadero desafíoJoseph Cook

Declara que gracias al Pemio Rolex a la Iniciativa ha conocido a personas excepcionales en todos los ámbitos de la actividad humana, desde la ciencia hasta los negocios, la filantropía y el emprendimiento. Su vínculo con otros Laureados ha dado lugar a una reciente investigación, nuevas formas de explorar el desafío de crear un planeta perpetuo y de cómo comunicarlo con la sociedad.

En cuanto al futuro, Cook se mantiene precavido: «Aunque los humanos se pongan de tu parte, eso no significa que sus líderes —políticos y de negocios— lo estén también. Ese es el verdadero desafío», afirma. Sin embargo, dos elementos de su trabajo le dan esperanza: «El primero son las personas con las que trabajo, especialmente dentro de la comunidad Rolex», explica Cook. «El segundo son las importantes técnicas computacionales, ahora disponibles. La combinación de estos dos elementos da como resultado importantes avances en el conocimiento, junto con una verdadera actitud de urgencia en una comunidad que tiene el poder de hacer algo al respecto. Eso me da esperanza».

PUBLICADO EN 2016

El bosque helado

Leer el artículo original

Programa

Premios Rolex a la Iniciativa

Descubra más