Pisit CharnsnohLos tímidos manatíes de Tailandia

Fecha de publicación: 2004clockTiempo de lectura: 45s
scroll-down

Para evitar que los dugongos desaparezcan de las aguas del litoral de Tailandia, el biólogo Pisit Charnsnoh ha implicado a los lugareños en la protección de este tímido mamífero marino y en la recuperación del ecosistema del litoral, crucial para su propia supervivencia económica.

UbicaciónTailandia

En otros tiempos, manadas de dugongos, o manatíes, recorrían las extensas praderas marinas de la costa sur de Tailandia. Hoy día quedan pocos ejemplares de este lento mamífero marino de gran tamaño. Durante más de 30 años, Pisit Charnsnoh y su organización Yadfon (gota de lluvia) han movilizado a la comunidad dedicando a esta criatura la labor de una empresa local de base cuyo objetivo es regenerar todo un litoral, su vida silvestre y su sustento.

Ayudamos a la gente a entender y amar al dugongo. Así tienen la motivación de proteger su hábitat y, al mejorarlo, aumenta la población de peces y los ingresos de la gente.

Para salvar al dugongo de la extinción en las aguas tailandesas, Charnsnoh comprendió que era necesario implicar a los habitantes de la zona en la restauración de su hábitat costero. Actualmente las comunidades de la zona protegen activamente las praderas submarinas de la región, el principal hábitat del dugongo, y los manglares conectados con las praderas (los manglares son elementos cruciales de los ecosistemas costeros en todo el mundo) ocupan hoy una superficie de más de 5000 hectáreas.

Yadfon también lleva a cabo de forma regular programas educativos en 13 escuelas, enseñando a 2000 estudiantes. Además, las autoridades provinciales han elaborado una estrategia de conservación del dugongo y han impuesto una prohibición a las técnicas de pesca dañinas para las especies. Con los años, los manglares gestionados por la aldea han empezado a regenerarse, la pesca de bajura se ha recuperado, la población de dugongo parece más estable y las redes de los pescadores vuelven a llenarse.

  • 25 000

    Número de personas que participan en la restauración en 50 comunidades de pescadores

  • Más de 5000

    Número de hectáreas de manglares conservadas en 23 comunidades

  • 79

    Número de aldeas que participan en la gestión comunitaria de los recursos, de las que 17 están exclusivamente dedicadas a la conservación del dugongo

Programa

Premios Rolex a la Iniciativa

Descubra

Compartir esta página