arrowLeftTodos los finalistas

Pablo García Borboroglu

Salvar los pingüinos en peligro de extinción

Una alarmante disminución en las poblaciones de pingüinos del mundo está impulsando al conservacionista argentino Pablo García Borboroglu a lanzar una campaña internacional para saber qué funciona mal, y cómo podemos salvar a las majestuosas y frágiles aves marinas.

Invite a los demás a descubrir los proyectos inspiradores de los Premios Rolex 2019.

«De 18 especies de pingüinos que viven en nuestro planeta, más de la mitad están actualmente en peligro de extinción. Para la mayoría de ellos, la situación está empeorando», comenta el ornitólogo Borboroglu, presidente de la Global Penguin Society.

«Los pingüinos son verdaderos indicadores de la salud de los océanos, ya que son sensibles a todos los cambios en sus hábitats». La pesca excesiva y el cambio climático son algunas de las amenazas más preocupantes; la falta de alimento aleja las aves de sus colonias para encontrar peces con los que alimentar a sus crías. «Para conseguir comida, nadan cientos de kilómetros. Cuando vuelven, las crías suelen haber fallecido por inanición».

Existen 18 especies de pingüinos en el mundo, y más de la mitad de ellas se encuentran en peligro de extinción.

Pablo García Borboroglu

Borboroglu lleva trabajando durante más de 30 años para entender y salvar los pingüinos. Hasta la fecha, su trabajo ha beneficiado a 1,6 millones de pingüinos, ayudando a proteger casi 13 millones de hectáreas de hábitat e involucrando a miles de niños en actividades educativas.

En primer lugar, su proyecto pretende mejorar el conocimiento científico de tres especies esenciales los pingüinos de Magallanes, los pingüinos rey y los pingüinos de Fiordland, en Argentina, Chile y Nueva Zelanda para formular recomendaciones basadas en la ciencia con el fin de orientar su conservación. Quiere involucrar a comunidades locales y colegios en Argentina en el estudio y la conservación de los pingüinos, como un modelo a seguir por parte de otros países. También trabajará con gobiernos locales y nacionales y con terratenientes para mejorar la toma de decisiones en temas que afectan a la conservación de los pingüinos, por ejemplo, contribuyendo a la denominación y gestión de nuevas áreas marinas protegidas.