Buscar en rolex.org

Escuchando a la Tierra

Michel André

Desde que diseñó un sistema submarino para prevenir que los barcos colisionen con las ballenas, el bioacústico pionero Michel André ha ampliado su proyecto para crear una red de micrófonos que monitoriza los innumerables sonidos del planeta y alerta de las amenazas para la naturaleza.

A lo largo y ancho de la Tierra —desde lo profundo de los océanos, los bosques remotos y los desiertos lejanos hasta las cavernas más desoladas y los polos glaciales— existe una red creciente de oídos electrónicos a la escucha de señales de peligro.

Esta iniciativa es el invento del científico bioacústico francés Michel André, quien recibió en 2002 un Premio Rolex a la Iniciativa para diseñar un sistema que alerta a los barcos del peligro de colisionar con ballenas. Desde entonces ha evolucionado en un proyecto de escucha que abarca todo el planeta.

«Los seres humanos han perdido la capacidad de escuchar a la naturaleza y los mensajes que nos manda mediante sonidos», afirma André. «Ahora tenemos esta oportunidad única para comprender lo que debemos hacer para no poner en peligro el futuro de nuestro mundo».

Ahora tenemos esta oportunidad única para comprender lo que debemos hacer para no poner en peligro el futuro de nuestro mundo.Michel André

André, fascinado durante su infancia por los extraños sonidos de las criaturas marinas, se ha convertido en un pionero internacional en el campo de la bioacústica; el arte y la ciencia de escuchar la vida.

A finales de la década de 1990, preocupado por el aumento de colisiones entre los ferris de pasajeros y los cachalotes frente a las islas Canarias, André ideó un sistema submarino para escuchar a los mamíferos gigantes y alertar a los capitanes de barco si uno de ellos se cruzaba en su camino. También descubrió que las ballenas estaban perdiendo su audición debido al creciente alboroto en los océanos de ruidos provocados por la actividad humana: motores, sonar y voladuras subacuáticas.

Esto llevó al desarrollo de su proyecto Listen to the Deep‑Ocean Environment (LIDO, Escuchar las profundidades oceánicas), una red mundial de micrófonos en las profundidades marinas que escuchan el ambiente acústico del océano las veinticuatro horas del día, detectando la contaminación del ruido causado por los humanos y diferenciándolo de los sonidos naturales de la vida marina o de los eventos geológicos.

En la creación de este sistema de escucha de la Tierra, André describe tres pasos:

Desarrollar micrófonos sensibles y robustos, adaptados a sus entornos, ya sea en las profundidades marinas, en un bosque o en el desierto;

Monitorizar continuamente e interpretar los sonidos tanto naturales como humanos usando la inteligencia artificial y el aprendizaje automático;

— Alertar, en tiempo real, de los sonidos que indican una amenaza para la naturaleza por parte de los humanos y otras fuentes.

Tal sistema le permite a André rastrear constantemente amenazas para la naturaleza, incluyendo la tala de árboles en la Amazonia, la caza furtiva en África o los graves ruidos industriales en los océanos. Para proporcionar alertas anticipadas de problemas, puede comparar también los sonidos naturales de lugares donde no hay interferencias humanas con aquellos impactados por nuestra actividad. Afirma que los satélites pueden ver cómo se talan los árboles, pero no pueden detectar los cambios en la vida del bosque. Sin embargo, el sonido sí puede.

De las colaboraciones de André con sus compañeros Laureados de los Premios Rolex a la Iniciativa han surgido nuevas aplicaciones para su red de escucha. Está trabajando con el ambientalista Arun Krishnamurthy para prevenir que los trenes choquen con los elefantes en India, y con el espeleólogo italiano Francesco Sauro para liderar el nuevo campo científico de la espeleoacústica, que consiste en escuchar los sonidos en algunas de las cuevas más profundas y remotas del mundo.

En la Amazonia, una colaboración con el equipo del difunto conservacionista José Márcio Ayres, un compañero Laureado de los Premios Rolex a la Iniciativa de 2002, continúa proporcionando datos que ayudan a los guardianes locales del bosque —específicamente de la Reserva de Desarrollo Sostenible Mamirauá— a monitorizar la salud de sus ecosistemas.

Los Laureados, dice André, forman una familia que comparte sus desafíos y trabaja colectivamente para resolverlos.

Desde su Laboratorio de Bioacústica Aplicada (LAB), en la Universidad Politécnica de Cataluña en Barcelona, André estudia el mundo de los sonidos proporcionado por su red en expansión de micrófonos.

«Hace unos años, abordábamos la naturaleza en sus aspectos separados. Aislábamos los datos del océano de los del bosque, los del desierto», recuerda. «Ahora, gracias a la red mundial de sensores que están continuamente comprobando la salud de la naturaleza, podemos exponer lo que debemos hacer para prevenir una amenaza debido al cambio climático o a la actividad humana».

«Podemos escuchar a la naturaleza desde cualquier parte del mundo. Desde nuestra casa, podemos acceder cómodamente a los sonidos de la selva amazónica, los sonidos del Ártico o de la Antártica. Podemos ir a África, sumergirnos bajo el agua, podemos ir a cualquier sitio, al mismo tiempo».

El sistema global de monitorización del sonido de André es un ejemplo perfecto de lo que representa la iniciativa Perpetual Planet de Rolex. «Me encanta el concepto de perpetuo», afirma. «La naturaleza es perpetua. Nunca termina y no creo que nuestro enfoque con el estudio del sonido tenga fin».

Nunca termina y no creo que nuestro enfoque con el estudio del sonido tenga fin.Michel André

«Necesitamos escuchar a la naturaleza. La tecnología nos ha dado esta capacidad pero tenemos que ser conscientes de nuestra responsabilidad. No podemos escuchar e ignorar lo que sucede. Necesitamos escuchar y actuar para la conservación del planeta».

PUBLICADO EN 2002

El ruido en los océanos enciende la señal de alarma

Leer el artículo original
  • Perpetual Planet

    Heroes of the Oceans

    Descubra a Michel André en el documental de la BBC Heroes of the Oceans.

    Ver el vídeo

Premios Rolex a la Iniciativa

Conquistas

Descubra más