Gordon SatoLos mangles de Manzanar salvan vidas

Fecha de publicación: 2002clockTiempo de lectura: 50s
scroll-down

El radical método de Gordon Sato, basado en el uso del agua marina para el riego, ha ayudado a las comunidades empobrecidas de la costa de Eritrea a desarrollar una economía autosuficiente.

UbicaciónEritrea

El eminente biólogo estadounidense Gordon Sato, fallecido el 31 de marzo de 2017, dedicó su jubilación a lograr que el pueblo de Eritrea pueda ayudarse a sí mismo. Su inquebrantable compromiso permitió el desarrollo de una economía agrícola sostenible y de baja tecnología para las comunidades empobrecidas de la costa, que ahora pueden plantar mangles en lugares en los que nunca antes habían crecido.

Los sencillos métodos que se han desarrollado pueden aplicarse a zonas desérticas de todo el mundo para que países como Somalia no tengan que pasar hambre nunca más.

Sato visitó Eritrea por primera vez en 1985, motivado por las informaciones de una hambruna en el país. En aquel momento, Eritrea estaba luchando por independizarse de Etiopía. El biólogo estableció una operación de cría de peces llamada Manzanar en honor a las experiencias vividas por su familia americana-japonesa durante la II Guerra Mundial.

Sato regresó frecuentemente a Eritrea y tras su jubilación en 1992, decidió pasar la mitad de todos los años en el país. El Proyecto Manzanar pretende aprovechar la luz del sol y el agua del mar, que son los recursos más abundantes de las costas de uno de los lugares más secos y pobres de la tierra. El objetivo es estimular el crecimiento de mangles en zonas que de otra forma serían estériles para alimentar animales y crear un hábitat para los peces. Gracias a esta impresionante iniciativa sin ánimo de lucro, hoy en día hay más de 1 millón de mangles a lo largo de la costa.

La determinación de Sato de ayudar a los eritreos le valió un Premio Rolex en 2002. Con 74 años, el biólogo se convirtió en la persona de más edad en recibir este galardón. Actualmente, el proyecto Manzanar se está expandiendo a Mauritania. Sato ha escrito más de 150 documentos científicos, y en 2005 fue reconocido con el premio Blue Planet.

  • 60 000

    Plantones de mangle que crecieron gracias al Proyecto Manzanar en 2001

  • 2000

    Personas a las que el Proyecto Manzanar podría alimentar generando forraje para criar animales

  • 15

    Porcentaje de la costa de Eritrea en la que los mangles crecen de forma natural

Programa

Premios Rolex a la Iniciativa

Descubra

Compartir esta página