Buscar en rolex.org

SALVAR AL LEOPARDO DE LAS NIEVES

Shafqat Hussain

En las montañas de Pakistán, Shafqat Hussain está ayudando a los agricultores a mantener sus sustentos mientras aprenden a coexistir con los grandes felinos que cazan a sus rebaños.

El encumbrado esplendor de la región de Gilgit‑Baltistán, en el norte de Pakistán, alberga la mayor concentración de picos montañosos de la Tierra, y sirve como refugio para un magnífico predador salvaje que está en peligro de extinción: el leopardo de las nieves. Estas montañas, hogar para un millón de pastores y subsistencia para agricultores y lugareños, son un lugar donde la vida es una lucha constante tanto para el ser humano como para estas bestias salvajes.

Para el antropólogo ambiental Shafqat Hussain, el gran reto es construir y mantener un equilibrio delicado que sostenga tanto a los humanos como a los leopardos; encontrar una manera de asegurar que cada uno sobreviva en un paisaje inhóspito, y prosperar sin molestar al otro.

El pastoreo es la actividad principal de la región y el ganado es la principal fuente de alimentación, mientras los leopardos cazan a las ovejas, cabras, yaks y vacas que crían sus habitantes. Los pastores, en defensa de su sustento, solían tomar represalias matando a los grandes felinos. Sin embargo, Hussain, con ayuda del Premio Rolex a la Iniciativa que recibió en 2006, negoció un compromiso pacífico. Como resultado, el número de leopardos es estable o está recuperándose y los habitantes están satisfechos.

Gilgit‑Baltistán abarca 70 000 kilómetros cuadrados y tiene una baja densidad de población. En una circunferencia de 100 kilómetros, más de 60 picos se elevan por encima de los 7000 metros, incluida la K2, la segunda montaña más alta del mundo.

«Esta es una zona muy dura ecológicamente, por lo que la subsistencia es muy difícil. Los pastores tienen una rivalidad muy especial con los predadores porque representan una amenaza para su sustento», explica Hussain. «Esta gente es muy pobre y no puede permitirse perder una cabra, una vaca o un yak. Así que, para ellos, perseguir al leopardo de las nieves es una reacción natural. Nuestro proyecto tiene como objetivo resolver este conflicto».

El proyecto Snow Leopard (Leopardo de las nieves) es su acertada solución, que ofrece a los habitantes una compensación por cada animal que se lleve el leopardo, asegurando así la subsistencia de ambos. A su vez, ha ayudado a los pastores a construir corrales para su ganado a prueba de predadores, para prevenir que los leopardos los ataquen por las noches, y ha presentado un programa de administración medioambiental para jóvenes, que son la próxima generación de pastores y la esperanza para el futuro de la región.

Los pastores tienen una rivalidad muy especial con los predadores porque representan una amenaza para su sustento. Nuestro proyecto tiene como objetivo resolver este conflicto.Shafqat Hussain

Hussain describe a una viuda de 80 años que ha perdido sus once cabras por culpa de un leopardo. La compensación le permite restaurar su rebaño, que ahora cuidan sus nietos. «Vino y me besó la mano. Fue un momento muy especial. Sentí que tal vez estábamos haciendo algo bueno. Los agricultores locales dicen “si nos compensas por nuestras pérdidas, entonces dejaremos tranquilo al leopardo de las nieves”».

A pesar del terreno escabroso y vertiginoso, Hussain también ha conseguido recuperar un gran número de leopardos de las nieves, usando cámaras de fototrampeo y análisis de ADN de sus excrementos como parte del proceso. Cuando el proyecto comenzó, se creía que esta zona de las montañas del Himalaya albergaba unos 28‑40 leopardos, los últimos estudios muestran sistemáticamente unos 35‑45.

«Empezamos en 1999 en un pueblo. Enviamos una solicitud para el Premio Rolex a la Iniciativa y con el dinero que obtuvimos pudimos ampliar el proyecto en diez valles más», recuerda. Hoy el proyecto se expande a 22 pueblos, abarcando a 15 000 personas repartidas en varios valles.

«El Premio también abrió las puertas a otros contribuyentes. Poco después recibí el premio a Explorador Emergente de National Geographic. Colaborar con Rolex ha sido maravilloso. Aporta credibilidad a nuestro método basado en la coexistencia».

Actualmente, en las 12 naciones donde habitan los leopardos de las nieves que quedan en el mundo —que se calcula que son entre 4000 y 10 000— la compensación para los pastores se ha convertido en una política ampliamente adoptada, y la elegante solución de Hussain a un tema espinoso y delicado ha causado furor. «En los últimos diez años aproximadamente, las instituciones de conservación han tomado conciencia de que deberían abordar los problemas de la población local si quieren que la conservación sea un éxito».

Estamos seguros de que la población del leopardo de las nieves está avanzando bien y es estable. Eso nos da esperanza.Shafqat Hussain

«Esta es una razón lógica para nosotros para tener fe en la humanidad. Si quitas el incentivo negativo (matar animales salvajes), entonces la gente no desea perseguirlos. Nuestras cifras y nuestra investigación lo demuestran».

Pero Hussain advierte que, actualmente, la mayor amenaza para el leopardo de las nieves es el calentamiento global, que provoca la pérdida de su hábitat nevado. «Esto no es la causa de las prácticas de subsistencia de los agricultores pobres. Son los países industriales los que producen estos gases, que básicamente amenazan a las especies en peligro de extinción como los leopardos de las nieves».

Además, su investigación genética sugiere que puede que no haya una, sino tres subespecies diferentes de leopardos de las nieves, lo que hace que su conservación sea más compleja.

Como parte de la Iniciativa Perpetual Planet de Rolex, que nace de un compromiso para proteger la naturaleza, este proyecto está entre aquellos con un objetivo establecido para salvar a especies en peligro de extinción.

«La dificultad de estudiar al leopardo de las nieves en su hábitat escabroso y duro es un reto que me motiva», afirma Hussain. «Estamos seguros de que la población del leopardo de las nieves está avanzando bien y es estable y esto es una tendencia que hemos visto en los últimos diez años. Eso nos da esperanza».

PUBLICADO EN 2006

Vivir con leopardos

Leer el artículo original

Ver todos los proyectos

Premios Rolex a la Iniciativa

Conquistas

Descubra más