Rolex y National Geographic

Perpetual Planet

scroll-down

Juntos, Rolex y la National Geographic Society apoyan la investigación científica en algunos de los entornos más extremos del planeta para arrojar luz sobre los sistemas que sustentan la vida en la Tierra.

Rolex mantiene un compromiso con la preservación del medio ambiente a través de la campaña Perpetual Planet. De ahí, su colaboración con personas y organizaciones clave, como National Geographic, para encontrar soluciones a los desafíos medioambientales. Junto a National Geographic, la campaña incluye la iniciativa Mission Blue de la oceanógrafa Sylvia Earle y los Premios Rolex a la Iniciativa.

Una relación que se remonta en el tiempo

La colaboración de Rolex con National Geographic se forjó en 1954, a raíz del primer ascenso con éxito al Everest, en 1953, por Edmund Hillary y Tenzing Norgay. La expedición estaba equipada con cronómetros Oyster Perpetual.

La exploración está presente en el ADN de Rolex. Ha dado forma a nuestros relojes y ha impregnado su diseño desde que el fundador de Rolex, Hans Wilsdorf, comenzara a probarlos en las condiciones más extremas en la década de 1930. Desde entonces, los relojes Oyster Perpetual han acompañado a los exploradores desde el océano abismal hasta las cimas más elevadas; desde las selvas vírgenes hasta los desiertos abrasadores, y desde los polos hasta las cavernas más profundas del planeta.

National Geographic lleva más de 130 años confiando en personas atrevidas e ideas transformadoras, y desafiando los límites de la exploración para comprender mejor nuestro planeta y generar soluciones que garanticen un futuro sano y sostenible para las próximas generaciones.

Unidos por la exploración

A lo largo de los años, una pasión compartida por el descubrimiento ha estrechado los lazos que unen a Rolex y National Geographic.

Los científicos de la National Geographic Society han actuado como miembros del jurado de los Premios Rolex. Y actualmente, apoyamos a algunos de los aventureros más audaces y visionarios del mundo: no menos que 16 Laureados de los Premios Rolex a la Iniciativa también han sido Exploradores Emergentes de National Geographic o destinatarios de becas.

Sylvia Earle

1 / 3

La bióloga marina, Sylvia Earle, ha sido pionera en exploración de océanos durante más de cuatro décadas.

Johan Reinhard, por ejemplo, ganó un Premio Rolex en 1987 por su proyecto para preservar el patrimonio del pueblo andino a través de la antropología cultural a gran altitud, y fue elegido Explorador de National Geographic en 1999. Más recientemente, Erika Cuéllar, Laureada Rolex en 2012, llegó a ser Exploradora Emergente de National Geographic el año siguiente. Cuéllar, una bióloga conservacionista, forma a la población local para proteger la extraordinaria biodiversidad del Gran Chaco, uno de los últimos hábitats realmente salvajes de Sudamérica.

Rolex y National Geographic han forjado también alianzas de larga duración con los oceanógrafos Sylvia Earle, Don Walsh y James Cameron —estos dos últimos han explorado la fosa de las Marianas en el océano Pacífico, el lugar más profundo del océano— y con el fotógrafo submarino Brian Skerry.

Ahora, a través del apoyo de Rolex a Perpetual Planet Extreme Expeditions, compartimos nuestra experiencia, nuestros recursos e ideales en, probablemente, nuestra misión más importante hasta el momento: documentar, durante cinco años, los cambios que están teniendo lugar en los entornos más extremos, remotos e incomprendidos del planeta.

Perpetual Planet Extreme Expeditions

Mediante una serie de expediciones, estudiaremos tres de los entornos más extremos y vitales del planeta: montañas, bosques y océanos. El objetivo es instalar tecnología de vanguardia en algunos de las regiones más inaccesibles y menos observadas del mundo, monitorizar cómo influye la actividad humana de otros lugares en sus cambios, y descubrir cómo puede afectarnos.

Para nuestra visión compartida también es importante el desarrollo de soluciones para cualquier cambio que podamos detectar. Nuestra colaboración acogerá las propuestas de los científicos y expertos más aventureros en estas regiones aisladas.

Montañas altas
Las «torres de agua» naturales

Bosques

Pulmones del planeta

Océanos

El termostato de la Tierra

Definir los cambios en lo más alto

Por ejemplo, un desafío esencial para el futuro de la humanidad es comprender los cambios que tienen lugar en las «torres de agua» naturales de las montañas, es decir, los lugares donde se acumula el agua que fluye gradualmente hasta las comunidades que viven río abajo. Normalmente, los glaciares son el combustible de este ciclo en las montañas, especialmente en el Hindú Kush del Himalaya, que abastece de agua a más de mil millones de personas en la región. Expedición Extrema: La expedición al Everest, que comenzó en abril de 2019, se centra en comprender mejor los impactos del cambio climático en los glaciares del Himalaya y en cómo podría afectar a las comunidades río abajo.

Un planeta en equilibrio

Sobre el proyecto, el presidente y director general de la National Geographic Society, Tracy R. Wolstencroft, afirma: «Junto con nuestros socios de Rolex, aprovecharemos el poder de la ciencia, la exploración y la narración para revelar conocimientos fundamentales sobre nuestro mundo cambiante, mejorar la comprensión y aumentar las soluciones para conseguir un planeta en equilibrio.

Tanto Rolex como National Geographic se han inspirado en los lugares recónditos de nuestro mundo, las maravillas que esconde y en la valentía, destreza y tenacidad necesarias para llegar a ellos. En Perpetual Planet combinamos estos atributos con el fin de servir a la humanidad y al planeta Tierra, mediante los conocimientos recolectados por exploradores y científicos.

Perpetual Planet

Medio ambiente

Descubrir

Compartir esta página